La Plata: 10 poemas

Un horizonte intenso y singular


Estación La Plata

Capital de la Provincia –alguna vez bajo las aguas de una severa inundación–, La Plata se cuenta entre los centros de irradiación poética más relevantes del país, con un historial del que son referenciales las obras de López Merino (1904-1928), de María de Villarino (1905-1994), de Gustavo García Saraví (1920-1994), de Norberto Silvetti Paz (1921-2005), de Roberto Themis Speroni (1922-1967), y de su hijo adoptivo Pedro B. Palacios, Almafuerte (1854-1917).

Voces que fueron extendiendo un entramado y avivando los aires de las poéticas de la urbe de las diagonales, algunos de cuyos destacados poetas (García Saraví, entre otros) ejercieron como algunos de sus antecesores la profesión de abogado, también el oficio intrínseco de nutrir a las órbitas del razonamiento y de la racionalidad de campos más abiertos y de fronteras más propicias, como puede advertirse en no pocos poemas y en algunas entrevistas.

Por cierto, ya como paisaje de estas décadas, la producción poética platense fue cobrando impulso a partir de las obras de algunos reconocidos poetas, como Horacio Preler y Horacio Castillo, entre otros, y de Ana Emilia Lahitte, autora de una antología titulada Cinco poetas capitales (1996), que obtuvo un importante recibimiento y que incluye, además de los citados poetas Preler y Castillo, a Rafael Felipe Oteriño, a Néstor Mux y a Osvaldo Ballina.

Esta muy pequeña muestra, que puede llamarse así si se la considera tan significativa como incompleta, tanto en poemas como en autores, desea extender esos trazos y aires platenses insoslayables en el marco de la poesía argentina de estas décadas. Desde los mínimos y duros versos de García Saraví hasta el poema dedicado a un malogrado combatiente de la guerra de Malvinas, vivenciado in situ por el entonces joven poeta Gustavo Caso Rosendi.                      

                                                                         El Nuevo Cántaro


 

Gustavo García Saraví


RESTAURACION DE LA TRISTEZA DEL INDIO

Por tu manera
de caminar,
calculo cuántos miles, miles de toneladas
tuviste que cargar.
 

 

De Cuadernos del Ecuador (1976)

 

Gustavo García Saraví nació en La Plata en 1920, y murió en Buenos Aires en 1994. Poeta, escritor y abogado. Durante varios años vivió en Posadas, Misiones. Publicó entre sus numerosos libros de poesía: Monografía para mi muerte y otras soledades (1956), Los viajes (1960), Libro de quejas (1972), Cuentas pendientes (1975), Cuadernos del Ecuador (1976), Salón para familias (1977), Ensayo general (1980) y Escalera de incendio (1981).


 

Horacio Preler


CASA VACÍA

Alguien alguna vez hará el inventario de las cosas,
levantará papeles, abrirá los cajones de un escritorio
antiguo, revisará bibliotecas, estanterías,
muebles, aparatos usados, buscando explicación
a tanta fantasía.
Nada perdurará para dar testimonio.
Uno se lleva todo. Sus historias,
la clave de sus miedos, la lóbrega codicia,
la indiferencia, el odio,
los almanaques viejos.
Entonces encontrarán escobas en todos los rincones,
trapos de piso, humedad,
los restos de comida que han quedado en el plato.
 

 

De Lo real, nuestra casa (1991)

 

Horacio Preler nació en La Plata en 1929. Poeta y abogado. Se lo suele llamar “el poeta de la mesura”. Entre sus poemarios se cuentan: El ojo y la piedra (1981), Lo real, nuestra casa (1991), Oscura memoria (1992), Zona de entendimiento (1999), Silencio de hierba (2001), Casa vacía (2003) y Pájaros oscuros (2013). Falleció en su ciudad en el otoño de 2015.


 

Horacio Castillo


MELANCOLÍA

Subes desde los dedos de los pies,
trepas por las rodillas, por los muslos,
tiñes cuerpo, boca, lengua,
te estancas en el corazón,
negro humor, agua muerta, miel
que mana cada noche de las estrellas.
 

De Tuerto rey (1982)


 

INSCRIPCIÓN

Viva el sol degollado al mediodía,
viva el aroma de los eucaliptos,
viva el cuello del ánade,
viva el color del azafrán,
viva la cólera del sueño,
viva el pie desnudo sobre la nada.
 

 

De Alaska (1993)

 

Horacio Castillo nació en Ensenada, localidad cercana de La Plata, en 1934. Poeta, ensayista y traductor, además de abogado. Fue distinguido con importantes premios nacionales. Entre sus poemarios se destacan Materia acre (1974), Tuerto rey (1982) y Alaska (1993), además de la antología poética Por un poco más de luz (2005). Murió en La Plata en julio de 2010.


 

Rafael Felipe Oteriño


ESA VEZ, PLATÓN

Esa vez, Platón se equivocó: los poetas
no devuelven imágenes repetidas,
no conspiran contra la fidelidad de los espejos.
Hacen que el árbol de la razón
parezca enano. Que los espejos devuelvan
nuestro verdadero rostro deformado.
Tal cual es: con ojos hundidos
y una luz brevísima que irrumpe y desaparece.
Los poetas rescatan la moneda
que se perdió en el fondo del lago,
la gota que sin cesar perfora la piedra,
y eso también concierne a la República.
 

 

De Todas las mañanas (2010)

 

Rafael Felipe Oteriño nació en la Plata en 1945. Fue magistrado y ejerce la docencia universitaria. Publicó doce libros de poesía; entre otros: Campo visual (1976), Rara materia (1980), El invierno lúcido (1987), La colina (1992), Lengua madre (1995) y Todas las mañanas (2010). Desde hace algunos años reside en la ciudad de Mar del Plata.


 

Néstor Mux


OBLIGACIONES

               a Osvaldo Ballina


Para que la mediocridad
no gane la insignificancia
de nuestros espacios,
con furia hermosamente inútil
cuidamos que no se seque
el árbol viejo de la luz.

 

 

De Como quiera que sea (1978)

 

Néstor Mux nació en la Plata en 1945. Publicó entre otros libros de poesía: Nosotros en la tierra (1968), Como quiera que sea (1978), Perros atados (1982), Poemas (1985), Poesía reunida (2000), Papeles a consideración (2004) y Disculpas del irascible (2009). Su poema “Obligaciones” tuvo notable repercusión. Reside en su ciudad natal.


 

Osvaldo Ballina


LA PARICIÓN

¿parirá con dolor o sin dolor
la harapienta desnudez de lo real
que engendra el bastardo asombro
de la fertilidad?



EL NAVEGANTE

nada que perdonar, nada que condenar,
marea baja, marea alta
con náufraga esencia
llegaremos cantando a cualquier límite

 

 

De Profanaciones ínfimas (2011)

 

Osvaldo Ballina nació en La Plata en 1942. Poeta y traductor. Su obra incluye más de una veintena de poemarios: Ceremonia diurna (1984), Sol que ocupa el corazón (1991), Final del estante (1994), Confines (1998), Apuntes del natural (2001), El caos luminoso (2004), Prodigios residuales (2009), Profanaciones ínfimas (2011) y Memoria de la India (2012), entre otros.


 

César Cantoni


AQUÍ NO HAY DIOS

Aquí no hay dios, ni griego ni romano,
que presida ninguna ceremonia.
No hay oro ni laurel para los vencedores.

Aquí no hay más que un piquete de obreros,
con martillos neumáticos, rompiendo la calzada,
haciendo un pozo que no será nunca

el ombligo del mundo, la fuente de las revelaciones.
Un pozo más hondo que el sentimiento de los dioses,
más negro que el propio corazón humano.
 

 

De Triunfo de lo real (2001)

 

César Cantoni nació en La Plata en 1951. Publicó varios libros de poemas; entre otros: La experiencia concreta (1990), Continuidad de la noche (1993), Cuaderno de fin de siglo (1996), Triunfo de lo real (2001), La salud de los condenados (2004) y Diario de paso (2008). Colaboró en numerosas publicaciones. Coordina un blog de poesía platense.


 

Gustavo Caso Rosendi


CUANDO CAYÓ EL SOLDADO VOJKOVIC

Cuando cayó el soldado Vojkovic
dejó de vivir el papá de Vojkovic
y la mamá de Vojkovic y la hermana
También la novia que tejía
y destejía desolaciones de lana
y los hijos que nunca
llegaron a tener
Los tíos los abuelos los primos
los primos segundos
y el cuñado y los sobrinos
a los que Vojkovic regalaba chocolates
y algunos vecinos y unos pocos
amigos de Vojkovic y Colita el perro
y un compañero de la primaria
que Vojkovic tenía medio olvidado
y hasta el almacenero
a quien Vojkovic
le compraba la yerba
cuando estaba de guardia

Cuando cayó el soldado Vojkovic
cayeron todas las hojas de la cuadra
todos los gorriones todas las persianas
 

 

De Soldados (2009)

 

Gustavo Caso Rosendi nació en Esquel, Chubut, en 1962. Reside en La Plata, donde fue declarado ciudadano ilustre por su participación en la guerra de Malvinas. Su poesía fue incluida en publicaciones y antologías. De su obra se destaca el poemario Soldados (2009), editado por el Ministerio Nacional de Educación.


                               

Hoja



Subir

 


Requirements